Publicador de contenidos

Dificultades para traspasar la gestión del absentismo

Dificultades para traspasar la gestión del absentismo a la cadena de mando y posibles soluciones

Reunión de trabajo MC MUTUAL

A pesar de los beneficios que supone implicar a los mandos en la gestión del absentismo, muchas empresas siguen centralizando la gestión de las ausencias en los departamentos de Recursos Humanos (RRHH) o Prevención. Tras años de experiencia trabajando con empresas para ayudarles a optimizar la gestión del absentismo por Incapacidad Temporal (IT), desde MC-IT Consultoría hemos identificado algunas de las principales barreras que frenan a las organizaciones a hacer este cambio:

 

Tener una visión parcial de las consecuencias de las ausencias para la organización: 

La mayoría de los mandos asocian las consecuencias del absentismo con los problemas inmediatos que les supone la ausencia de un trabajador: ajustes en la planificación de la producción, modificar tareas o turnos, buscar un sustituto... Sin embargo, en pocas ocasiones son conscientes del impacto global del absentismo para la organización en términos de costes monetarios, administrativos, de pérdida de productividad, de la calidad del servicio, efectos sobre el clima y la satisfacción laboral, etc. 

Esta visión parcial del absentismo dificulta su implicación en la gestión de las ausencias. 

Para que los mandos puedan entender el impacto real que tiene el absentismo, se hace necesario transmitirles, al menos, una información global de los indicadores de absentismo de la empresa, sus costes, y su desviación con respecto a lo que sería esperado (Objetivo de absentismo de la empresa, referencias poblacionales o sectoriales sobre IT, etc.).

Con el objetivo de facilitar a la empresa la puesta en marcha de esta medida, MC MUTUAL pone a su disposición una serie de herramientas de análisis de absentismo en la zona privada de la web www.mc-mutual.com. Estas herramientas le permiten:

  1. Tener un cálculo automatizado de sus propios indicadores de IT y valorarlos con respecto a una referencia.
  2. Extraer la información en formato PDF, maquetada estilo informe y lista para poder hacer difusión de la misma, o formato Excel, de manera que pueda cruzarse con otra información o variables que le interese a la empresa.

 

Visión operativa de la gestión de equipos:

Uno de los argumentos que suelen dar desde RRHH para no traspasar la gestión de la IT a los mandos es que éstos no sienten que el absentismo sea su responsabilidad. 

Ayudarles a que conozcan qué variables influyen en el absentismo, cuál es el papel que pueden jugar en la gestión de ausencias, así como implicarlos en la búsqueda de soluciones, son algunas de las medidas que han ayudado a nuestras empresas mutualistas a concienciar a los mandos acerca de la importancia de una gestión integral del absentismo y de la posibilidad de cambio.

MC MUTUAL pone a su disposición diferentes servicios orientados a este objetivo, como sus sesiones informativas sobre absentismo.

 

Carencia de habilidades para la gestión de ausencias:

Según nuestra experiencia, el principal escollo que se encuentran las empresas a la hora de traspasar la gestión del absentismo de RRHH a la cadena de mando es que los mandos no siempre están preparados para tener conversaciones con sus equipos sobre temas complejos, como  el absentismo. 

Incluso en aquellas organizaciones donde los mandos han recibido algún tipo de formación en gestión de equipos, aparecen resistencias a la hora de que éstos asuman ciertas tareas. La elevada susceptibilidad que generan los temas relacionados con la salud, junto con su desconocimiento sobre cuándo o cómo intervenir, hace que los mandos se sientan inseguros sobre el rol y las actitudes que deben adoptar frente a sus colaboradores. Temen no saber cómo gestionar determinadas situaciones de conflicto que puedan surgir y a sus posibles consecuencias. 

Por este motivo, no sólo es necesario que existan unos protocolos claros sobre absentismo que determinen qué actuaciones deben realizarse, cómo  y con qué periodicidad, sino que también debería formarse a los mandos en cuáles son sus responsabilidades en la gestión del absentismo de sus equipos, en cómo llevar a cabo las tareas que se les asignan y en las habilidades necesarias para ello.

Un buen programa de formación debería incluir discusiones, ejemplos de la vida real y una oportunidad para aprender a tratar el absentismo en un ambiente seguro. Esto dará a los mandos la confianza y seguridad necesaria para cumplir con sus nuevas responsabilidades.

Otras Buenas Prácticas
Pizarra recursos humanos

Buenas Prácticas

Presentación de proyecto

Buenas Prácticas

Valoración satisfacción

Buenas Prácticas